fbpx

Los 5 errores que se pueden cargar tu móvil en la playa

Los 5 errores que se pueden cargar tu móvil en la playa

Los termómetros y nuestras pocas ganas de hacer cosas ya lo dicen: ¡Estamos en verano! Y ahora, pensar en salir a hacer cualquier recado, ir a trabajar o tomarse unas cervezas en una terraza a medio día suenan a torturas chinas.

Pero todo está bien… tenemos una opción que siempre apetece estos meses: La playa. La escapada perfecta para todo almeriense, el refugio de ‘la caló’ que soportamos en nuestras casas y calles. Menos mal que somos almerienses y no vivimos en Cuenca. 

Y por supuesto, siempre llevamos con nosotros a un amigo inseparable que está pegado a nosotros desde hace años. Tenemos en nuestros bolsillos a ese pequeño portal que nos abre el mundo y parece que sin él ya no sabemos vivir: nuestros móviles.

Pues aquí tenemos una combinación peligrosa: playa y móvil. No queremos quedarnos sin nuestro terminal tras una tarde que hemos pasado de puta madre en la playa, así que aquí os voy a contar los 5 errores a evitar si no queremos que nuestro portal al infinito sufra las consecuencias.

1.- Poner el móvil a tomar el sol

Nos encanta tomar el sol. Después de un baño, nos ponemos panza-arriba o panza-abajo y dejamos que los rayos uv nos bronceen la piel. Queremos lucir morenos y brillantes y tomar el sol es genial para ello (siempre con precaución, claro).

Como no podemos estar separados de nuestro tecnológico amigo, lo dejamos tumbado ahí a nuestro lado, panza-arriba para estar siempre pendientes de la pantalla. Bueno, tú llevas crema, pero ¿tu móvil?

Imagínate que cuando vas a la playa siempre te quemas, no te proteges y te quedas al sol.  Puede ser que las primeras veces con una poca sesión de AfterSun estemos mejor, ¿pero has oído lo que pasa si eso se repite una y otra vez?

Tu móvil no disfruta, ni le hace ninguna gracia estar expuesto a los rayos del sol. No necesita ponerse moreno, pero es que además, los rayos del sol directos le afectan muchísimo. Mi recomendación: déjalo alejado de los rayos del sol, a ser posible guardado y en sitios que no sean muy muy calurosos.

En relación a este sobre-calentamiento también hay una advertencia para los que más disfrutan con los juegos del Store. En un ambiente tan caluroso como la playa, no deberíamos abusar de apps que consuman muchos recursos. No sería sorprendente que después de 10 minutos de partida, nuestro colega acabe tirando la toalla y con una pantalla en negro.

2.- Tirarse fotos molonas debajo del agua.

Muchísimos terminales de hoy en día son ‘acuáticos’. Oye y todos queremos tener esa foto molona en la que salimos medio flotando con los mofletes inflados de aguantar la respiración.

Pues aunque es verdad que muchos dispositivos aguantan más el agua que hace años, meterlos en el mar es letal. No por el agua, sino porque estamos en agua salada. Si queréis esa foto tan chula, mejor en una piscina. Eso sí, os recomiendo que antes de lanzaros a la piscina, lo protejáis con una buena funda acuática. Además… si queréis mantener vuestro aparato intacto, es incluso mejor no hacer esas fotos con el móvil.

Luego nos podemos llevar alguna sorpresa como: “Anda! Mi pantalla táctil no funciona bien” y no queremos eso pase, ¿verdad?

3.- La arena no es el mejor sitio donde tumbarse.

Aunque tenemos en nuestro poder un colega y una ventana al mundo, hay veces que somos un poco despistados y tal cual lo usamos, lo dejamos caer donde sea. ¡Cuidado con dejarlo en la arena!

Te voy a poner un ejemplo contigo mismo: Vas a la playa, te pringas y vas a las duchas para quitarte sal y arena de encima. Luego, llegas a casa y vas directo al cuarto de baño, a veces dejando un rastro de arena que te persigue hasta la bañera. Otras veces te quitas el bañador y dices: “¡Coño!  Si aún tenía mogollón de arena encima y mira que me he duchado”. Y es porque se te ha metido en zonas del bañador que no te habías imaginado.

Puedes ir adelantando lo que te voy a decir: algo parecido le puede pasar a tu terminal. A veces una piedrecita nos lo puede rayar y no pasa nada.  Otras, la arena más fina puede colarse donde no debe y nos podemos llevar un susto con el paso del tiempo.

La recomendación: úsalo todo lo que quieras, pero límpialo un poco, sóplale un poco, tápalo y guárdalo en alguna mochila o bolso. O mejor, cómprale algo de protección extra para estar en la playa.

4.- Si brilla el sol, que brille mi móvil

Seguro que has estado en ambientes con muchísima luz como… ¿la playa? y no has visto la pantalla. Achinas los ojos y por más que lo intentas parece que el móvil está en negro. Al final, subes el brillo a todo lo que da y algo puedes intuir.

Es verdad que los dispositivos ofrecen mucho brillo para que estas cosas no pasen, pero ¿es bueno abusar de tanto brillo? Pues la verdad es que no. No es bueno ni para ti, ni para tu colega inseparable.

5.- El despiste del bolsillo

Pues un sitio genial para guardar el móvil y que no le de el sol directamente  es el bolsillo del bañador, ¿no? Bueno, obviamente para los chicos. Tenemos como costumbre meternos el móvil en el bolsillo y, claro, se nos olvida olímpicamente que ahí está.

Entre la aturdidez que produce el calor de la playa, esos momentos de la tensión bajísima y el despiste natural que nos caracteriza, pues nos dan unas ganas increíbles de pegarnos un baño. Pero… ¡Claro! Se nos olvida que tenemos un bolsillo algo colgandero, entramos en el agua y adiós terminal.

Cuidado con eso, lo mejor para evitar que pase es llevar siempre una mochila o funda para el móvil y no guardarlo en nuestro bolsillo. Si no provocamos que pase, nunca pasará.

Estos son los 5 errores más comunes que hacemos con nuestros móviles en esta temporada. Sinceramente, mi máxima recomendación sería que el móvil lo dejaras en casa, pero como dije al principio: es nuestro amigo inseparable. Así que, para evitar que sufra durante este verano, es mejor ir preparados y, así como nosotros nos ponemos mucha crema, intenta llevar el móvil preparado con accesorios especiales.

Ya sabes esa máxima que dice: es mejor prevenir que curar y siempre que sea posible, te recomendamos que te informes bien y no dejes que un descuido te haga desembolsar mucho más en una reparación o incluso en una nueva adquisición.

Aunque, ¡ojo! Estamos seguros de que si le pasa cualquier cosa, nosotros encontraremos la mejor solución para tí.

SOMOS SOCIALES

Síguenos en las redes para
estar a la última

Politica de privacidad | Aviso Legal | 2019 MovilMarket. All rights reserved.

WhatsApp Contacto directo con la tienda